¿Se estropea el brócoli congelado? - Análisis completo

brócoli

El hecho de que hayas comprado el brócoli en crudo o envasado son algunos de los factores que pueden influir en el momento en que el brócoli congelado se estropea. Cocinar el brócoli o guardarlo en el frigorífico antes de congelarlo también influye en su duración. 

¿Se estropea el brócoli congelado? El brócoli congelado se echa a perder aproximadamente un año después de haberlo metido en el congelador. El brócoli que compras congelado en un paquete suele durar entre 8 y 10 meses después de la fecha impresa de "consumir antes de".

A continuación se indican los detalles que debes conocer para mantener tu brócoli a salvo. 

Índice

¿Cuándo se estropea el brócoli congelado?

La respuesta depende de cómo hayas comprado, almacenado y preparado el brócoli originalmente. ¿Acabas de coger una bolsa de brócoli congelado de la tienda y lo has metido inmediatamente en el congelador? Ese brócoli probablemente durará un año más allá de la fecha en que lo metiste, siempre que no lo abras.

Sin embargo, es posible que el brócoli no tenga el mejor sabor después de un año. Lo ideal es que lo descongeles y lo comas antes de 5 meses. Ten en cuenta que muchas verduras congeladas compradas en la tienda no tienen fecha de caducidad. En su lugar, tienen una fecha de "consumo preferente" que indica cuándo tendrá el mejor sabor. 

Supongamos que has comprado una corona de brócoli crudo en la sección de productos de tu supermercado favorito. ¿Lo guardaste en el frigorífico durante unos días y luego lo pusiste en el congelador? ¿O lo pusiste inmediatamente en el congelador tras llegar a casa?

El brócoli crudo sólo dura entre 5 y 7 días en el frigorífico, así que debes tenerlo en cuenta. Si ya han pasado 7 días desde que trajiste el brócoli a casa, ponerlo en el congelador en este momento no va a servir de nada. 

¿Qué influye en la duración del brócoli congelado en el congelador?

Hay varios factores que pueden acortar la vida útil del brócoli congelado, como el envase, la temperatura y las fuentes de alimentación.

Envasado inadecuado

El primero es el envasado inadecuado. Si entra aire en los envases o embalajes, se formarán cristales de hielo. Esto es un signo de quemadura por congelación.

En estos casos, deberás tirar el brócoli congelado. No tendrá muy buen sabor. Confía en nosotros. Desearás no haberlo cocinado o descongelado.

Cambios de temperatura

En segundo lugar, las fluctuaciones de temperatura dentro de tu congelador pueden causar problemas. Algunos congeladores antiguos necesitan ser descongelados y aireados de vez en cuando para seguir funcionando. Otros empiezan a perder la capacidad de mantener estable la temperatura interior. 

Puedes notar que los alimentos almacenados en la parte trasera se descongelan un poco, o que los recipientes del centro no se congelan tan rápido como otros. Cuando el brócoli congelado empieza a descongelarse, también puede empezar a pudrirse en el congelador antes de lo esperado.

Problemas de alimentación

En tercer lugar, los cortes de electricidad o las averías mecánicas que hacen que tu congelador deje de funcionar por completo acabarán por descongelar todo. Para salvar el brócoli congelado, trasládalo a un frigorífico que funcione lo antes posible y consúmelo en un plazo de 5 a 7 días. 

Aunque no puedes hacer mucho con respecto a los cortes de electricidad, puedes trasladar las verduras congeladas a una nevera con hielo o nieve. Si hace suficiente frío en el exterior, coloca la nevera embalada en un lugar seguro al aire libre. Cuando vuelva la electricidad, vuelve a trasladar tus productos congelados al congelador.

¿Cómo sabes que el brócoli congelado es malo?

El brócoli congelado es malo si está marrón, tiene moho, tiene cristales de hielo, huele a rancio o se vuelve blando y blando. Cualquiera de estos signos es una mala noticia. Además, es mejor suponer que el brócoli congelado está malo si no recuerdas cuándo lo metiste en el congelador y no tiene fecha.

El color no es verde

El brócoli que está en vías de extinción se volverá primero amarillo. Técnicamente, todavía puede ser seguro comerlo en este punto. Aunque mucha gente no encuentra atractivo el sabor o la idea de comer brócoli amarillo.

Como todo lo que no sea de color verde es realmente saludable, lo mejor es desechar el brócoli amarillo. Pero si el color ha pasado a ser totalmente marrón, es un signo 100% seguro de que la verdura está podrida.

Los temidos cristales de hielo

¿Has intentado alguna vez comerte una pinta de helado con cristales en la parte superior? Probablemente no llegaste muy lejos. Lo mismo ocurre con el brócoli. Aunque esos cristales de hielo se derritan en la sartén, el resultado final no será bueno.

Un mal olor

Este es casi tan obvio como el color amarillo o marrón. Un olor agrio o rancio te indica que no debes comer ese brócoli. A veces no notarás el mal olor hasta que descongeles o cocines el brócoli congelado.

Aunque sea decepcionante saber que tu brócoli congelado se ha estropeado, sigue adelante y tíralo. No querrás arriesgarte a una intoxicación alimentaria o a un sabor tan horrible que te impida comer brócoli para siempre. 

La textura no es firme

Esto también es difícil de detectar hasta que empiezas a descongelar o cocinar el brócoli congelado. Pero si notas que tus verduras están blandas o blandas, llévalas a la basura. De todos modos, te resultará difícil masticar y tragar un brócoli blando. 

Reflexiones finales

¿Guardar el brócoli en un recipiente? Pon una etiqueta en la bolsa o el tupper con la fecha en que lo has metido en el congelador. Nos referimos a la primera fecha, no a otras posteriores en las que hayas sacado parte del brócoli congelado para comerlo.

Puedes hacer lo mismo sin el brócoli congelado preenvasado. Pon la fecha en que lo trajiste a casa en la bolsa antes de meterlo en el congelador. Esto te ayudará a ver y a controlar más fácilmente la vida útil. 

Comprueba tu congelador para asegurarte de que mantiene las cosas a una temperatura uniforme y que funciona correctamente. Si últimamente has tenido muchos cortes de luz, puedes planificar la cocción del brócoli congelado antes. 

Y si sufres un apagón prolongado, haz lo posible por mantener el brócoli a temperaturas de congelación en una nevera. Además, no descongeles y vuelvas a congelar el brócoli. Mantén los recipientes herméticos. 

Carlos Sage

¡Hola, soy Carlos! Me encanta cocinar, comer, pescar y hacer deporte. La comida es mi pasión y he aprendido muchos consejos de cocina de mi familia italiana. Mis publicaciones en el blog se centran en consejos útiles de cocina y en deliciosas recetas.

Entradas Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: CocinaRandom.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a contabo que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.

Subir