¿Se puede congelar la cerveza?

Con el tiempo, la cerveza se ha convertido en una bebida alcohólica emblemática. Ha superado la prueba del tiempo para ser reconocida como uno de los líquidos más populares del planeta. El grano de cereal es el componente principal en la elaboración de la cerveza.

Aunque la cerveza suele producirse industrialmente, muchas personas han probado a elaborar su propia cerveza, dándole diferentes sabores y mezclas únicas. Si eres un ávido amante de la cerveza y has pensado en cómo evitar que tu cerveza comprada o elaborada se estropee. Tenemos algunos consejos para ti.

¿Se puede congelar la cerveza? Sí, se puede. Aunque congelar la cerveza no es la mejor manera de conservarla. La refrigeración es suficiente. Si se refrigera adecuadamente, la cerveza casera puede conservarse entre 10 y 12 meses.

La mejor forma de evitar que su cerveza se estropee y conserve su mejor calidad es refrigerándola. Sin embargo, si accidentalmente congelas tu cerveza con la intención de darle un enfriado rápido en el congelador, o por dejarla en el camión del coche durante la noche en invierno, no se estropea si ciertas cosas siguen en su sitio.

Índice de contenidos

Por qué no se debe congelar la cerveza

No debes congelar la cerveza a propósito, varias cosas podrían salir mal. Congelar la cerveza puede cambiar su sabor y aroma.

Los líquidos se dilatan al congelarse. La presión de la expansión, combinada con el gas CO2 del interior, podría hacer que el recipiente en el que ha congelado la cerveza reviente o se rompa, con la consiguiente pérdida de gas. La ausencia de este gas podría hacer que su cerveza tuviera un sabor diferente.

La cerveza congelada tiene mayor graduación alcohólica que la caliente. Esto se debe a que la cerveza está compuesta por un 95% de agua y el resto de alcohol. El alcohol tiene un punto de congelación más bajo que el agua, la temperatura es tan baja que el alcohol permanece en estado líquido en el congelador. Cuando la cerveza se congela, el agua se hiela, pero el alcohol no.

Así, cuando se bebe esa pequeña cantidad de líquido que contiene la cerveza congelada, lo único que se ha hecho es beber de un trago el equivalente a una botella llena de cerveza.

Cómo refrigerar la cerveza

La cerveza se disfruta mejor fría y la mejor forma de hacerlo es manteniéndola fresca. La cerveza expuesta a la luz y a temperaturas cálidas se estropearía con el tiempo. Entonces, ¿cómo mantener la cerveza fría y evitar que se congele?

Paso 1: Almacenamiento

El lugar donde guardes la cerveza es importante, debes mantenerla alejada de la luz. Si la cerveza se compra en la tienda, puedes dedicar un compartimento del frigorífico a mantenerla fría y sin congelar.

Sin embargo, si eres un ávido amante de la cerveza, puedes hacerte con un pequeño frigorífico que se dedique únicamente a almacenarla.

Con la cerveza casera, es totalmente diferente. Para que la cerveza se carbonate correctamente, debe mantenerse caliente durante unos días. No debe mantenerse a temperaturas superiores a 25°C mientras dure el proceso de carbonatación. Puede mantenerse a esta temperatura entre 5 y 7 días para que se carbonate correctamente.

Guarde la cerveza en botellas, barriles y latas, pero asegúrese de no llenarlos hasta el borde. Deja unos 3 o 4 cm de espacio antes de llenarlos.

Paso 2: Refrigeración

Las botellas de cerveza deben mantenerse en posición vertical cuando desee almacenarlas a largo plazo. Así evitará que se formen anillos de levadura en la cerveza. Los anillos de levadura son líneas de sedimentos que pueden hacer que la cerveza sepa mal y tenga un aspecto poco atractivo.

Regule la temperatura del frigorífico para que no baje de 8°C. Si sigues estas instrucciones, podrás prolongar la vida útil de tu cerveza durante 12 meses.

Qué hacer si se congela la cerveza por accidente

Hay veces que metes unas botellas de cerveza en el congelador para que se enfríen rápidamente y luego te olvidas de que están ahí. Además, durante el invierno hace tanto frío que tu terraza puede hacer las funciones de un mini congelador. En estos casos, ¿se estropea la cerveza si se congela?

Pues no. La cerveza contiene azúcar y esto no permite que se congele correctamente, así que si notas que el hielo de tu cerveza tiene trozos o está granizado, es perfectamente normal.

Mientras el recipiente en el que se congeló la cerveza esté intacto, la cerveza puede consumirse. Cuando se descongela, vuelve a su estado normal. Si el recipiente no se rompe ni se deforma por la presión, la carbonatación hará que la cerveza vuelva a su estado normal.

Cómo descongelar cerveza congelada

Los envases no sólo pueden romperse al congelarse la cerveza. Un cambio rápido de temperatura también puede romperlos. Si descongelas la cerveza demasiado rápido, puedes romper la botella o la lata.

Siempre es mejor descongelar la cerveza en el frigorífico. Si las botellas se rompen, puede ser un desastre limpiarlas. Puedes descongelar las botellas de cerveza individualmente en bolsas de plástico o bolsas Ziploc. Así, cuando se rompan, podrás tirarlo todo a la basura.

Carlos Sage

¡Hola, soy Carlos! Me encanta cocinar, comer, pescar y hacer deporte. La comida es mi pasión y he aprendido muchos consejos de cocina de mi familia italiana. Mis publicaciones en el blog se centran en consejos útiles de cocina y en deliciosas recetas.

Entradas Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: CocinaRandom.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a hetzner que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.

Subir